miércoles, 17 de noviembre de 2010

Aguirre o la cólera de Dios

(Foto dcha: Claudia Hernández)

Que se privatice Machu Picchu, que se privatice Chan Chan, que se privatice la Capilla Sixtina, que se privatice el Partenón, que se privatice Nuno Gonçalves, que se privatice la catedral de Chartres, que se privatice el Descendimiento de la cruz de Antonio da Crestalcore, que se privatice el Pórtico d
e la Gloria de Santiago de Compostela, que se privatice la cordillera de los Andes, que se privatice todo, que se privatice el mar y el cielo, que se privatice el agua y el aire, que se privatice la justicia y la ley, que se privatice la nube que pasa, que se privatice el sueño, sobre todo si es diurno y con los ojos abiertos. 

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Quién esté libre de miedo, que tire la primera piedra






Todos vosotros tenéis miedo, miedo del jefe. Pintada en las calles de Múnich.
A lo único que tenemos que temer es al miedo por sí mismo. Franklin D. Roosevelt, presidente de EEUU de 1933 a 1945.
El miedo es una de las emociones humanas más primarias. El miedo biológico es un mecanismo necesario para la supervivencia de cualquier especie animal. Nos avisa de una amenaza física próxima o del inminente ataque de alguien que nos quiere mal, ya sea un jaguar tropical o un energúmeno de bar. Como el ahora convertido en estrella mediática Carles Punset ponía de relieve en una de sus antiguas Redes, mientras que los niños tienen un temor genético a las serpientes o las arañas, no les inquieta en absoluto el hecho de meter los dedos en un enchufe. Habrá que dejar pasar unos cuantos miles de años para que quizá también tengamos el miedo a las corrientes incrustado en nuestro ADN.

sábado, 23 de octubre de 2010

Re-cretativate

Hoy traemos a bobolongos una interesante propuesta para la gente que viva en la ciudad de Madrid. Un taller sobre creatividad y crecimiento personal que seguro no dejara indiferente a nadie. Conocemos a la gente que lo organiza e imparte y os aseguro que os va a encantar. Re-cretativate!!!!

sábado, 2 de octubre de 2010

Coma profundo e irreversible

Que días tan tristes. Que puta decepción. Después de la jornada de huelga general uno tiene la sensación de vivir en una sociedad extraña. Y digo extraña por bipolar, esquizofrénica, servil, alienada y rebañil. La queja es el tema central de la banda sonora de esta España mía, esta España nuestra. Pero llegada la hora, las gargantas callan y las cabezas olvidan lo que antes denunciaban. La huelga, excepto en ciertos sectores y provincias, ha sido un fracaso. Los sindicatos han sido abofeteados por parte de todos los agentes posibles, algo que no extraña a nadie. Yo también pienso que las organizaciones sindicales de este país están viviendo de la sopa boba y han perdido el rumbo. Pero en la situación actual, y aplicando un punto de vista progresista o de izquierdas, es necesario actuar, y me da igual quien sea el azuzador. Esto no es una pataleta de nuestros ineficaces sindicatos. Es una respuesta lógica, aunque tardía, a las medidas de este gobierno que no tiene nada ni de socialista ni de obrero.

Viendo debates y líneas editoriales, todo el mundo se centra en la huelga como noticia, cuando lo que debería ir a cinco columnas es el desgaste y recorte de los derechos de los trabajadores en esta legislatura. No se habla de lo que realmente importa, sino de gilipolleces y detalles que alimentan las luchas intestinas por ganar votos o adhesiones. En este gobierno hay un partido traidor a sus siglas. El PSOE ha hecho mas daño a la izquierda de lo que ningún partido conservador español habría soñado jamás. Ya Felipe González dio paso libre a las ETT y fue renegando de todo lo que oliera a la internacional. La traición se ha ido preparando a fuego lento, engañando a la sociedad para que asuma que es inevitable ir cediendo y mermando derechos adquiridos por las generaciones anteriores, que ahora se revuelven en sus geriátricos con sus temblorosas pensiones (no hablo de la tan manida memoria histórica, hablo de 30 años atrás).

Queda claro que la diferencia entre PP y PSOE es inexistente. Ambos partidos y los sindicatos mayoritarios van de la mano, son indivisibles, tienen los mismos intereses. Recuerdo momentos donde uno se llego a plantear el voto útil, y aun sin comulgar con ellos, unir fuerzas contra la derecha reaccionaria de este país. Pero finalmente nunca vote al PSOE y jamás lo haré. Y todo por querer seguir mirando a la almohada a la cara cada noche. Antes preferiría no votar. La falta de coherencia es supina y el amor a la poltrona es equiparable al que siente el vecino de enfrente. Pero parece que a este último se le ve venir. Le precede su aroma a naftalina y su visceral amor al libre mercado y a la idea de una patria unida, grande y “libre”. El partido de Zapatero se pone la piel de cordero para hincar la rodilla frente al poder financiero mientras sonríe a las cámaras y habla de derechos y progresismo. Vergüenza de sus votantes. La única explicación a este masoquismo democrático, es que la mayoría de los españoles ven la política como si fuera la liga y ellos los aficionados a un club de fútbol. La plantilla juega a saltarle la dentadura al oponente, hay maletines por debajo en todos los partidos, las cuentas del equipo no salen, el presidente esta metido en la trata de blancas, pero eres de ese equipo a muerte y aunque te joda la vida y, como eres gilipollas, lo apoyaras contra viento y marea.

Revisando todos los medios de comunicación al alcance de uno (los 10 periódicos de tirada nacional, todas las radios, las televisiones, etc.), la convocatoria del 29S parecía una locura inventada por bolcheviques borrachos, que aun sedientos, querían saciarse con la sangre de los millones de felices y adinerados trabajadores de este país. Parece no haber precariedad, mileuristas (o ochocientoseuristas que seria más exacto), explotación, contratos basura o paro endémico. Excepto algún irreductible rotativo como público, tachado de pseudoterrorista por sus colegas de profesión, toda la masa de los media se unió en una cruzada antihuelguista sin precedentes. El mayor piquete, el mediático “No vayas a la huelga, será un fracaso”. Jamás he visto tanta comunión en los editoriales de medios tan dispares. Además la sensación es que nadie defiende la reforma laboral, pero aprovecha la coyuntura para atacar a los sindicatos e incluso el derecho a la huelga. La criminalización de los sindicatos pretende eliminar a un intermediario molesto y permitir al empresario vía libre en su enriquecimiento y en el control sobre el trabajador. Mediatizados, muchos de los trabajadores que no apoyaron la huelga, además querían su más rotundo fracaso. Que triste.

Y en estas circunstancias la derechona se envalentona, se engorila, se viene arriba cual adolescente pastillero en una noche de viernes. Dicen que la huelga ha fracasado y a la par, piden que se regule para que en el futuro, estos paros, no afecten a los ciudadanos. Pareciera que la huelga era convocada para los perros y no para los ciudadanos. Y que maravilla... la encarnizada lucha por el derecho al trabajo. No he visto jamás a estos empresarios y partidos defender con tanta vehemencia este derecho como lo hicieron en las jornadas previas al 29S. Joder, llegue a pensar que se habían quedado todos en el paro y que ya no eran ellos los que generaban empleo. Yo desde aquí les animo a seguir con este empeño y a ponerse en contacto con los casi 5 millones de parados, seguro que todos defenderán en armonía el derecho al trabajo. Eso si, seria mejor que ocultaran que sus empresas han tenido en el primer semestre del año un 9,3% mas de beneficios que el curso pasado. Quien pensaría que se pueden aumentar beneficios en esta situación de crisis tan atroz. Tenemos unos cracks de empresarios que no nos merecemos.

El 30S fue aun mejor. En los titulares, los cabras de los antisistema de la ciudad condal como el paradigma de los que secundamos, Aguirre quejándose por la falta de encarcelamientos y porrazos a los piquetes de la EMT, la sonrisa de los políticos viendo el fracaso de la convocatoria, y la CEOE frotándose las manos al ver una sociedad tan anestesiada que ni la falta de empleo la moviliza. El remate, ver a los dirigentes de los sindicatos junto a de la Vega en algún debate matinal, dándose masajes en los oídos mientras ahuecan los cojines donde aposentar sus santos cojones. Valor y coraje.

Yo fui de los pocos madrileños que secundo la huelga. Y no fue por apoyar a los inoperantes sindicatos, fue para poder mirar a la cara a las generaciones que pregunten dentro de unos años ¿Cómo hemos podido llegar a esto?

La sociedad española está a verlas venir. Está a quejarse en la intimidad del ascensor de lo que le digan en el nodo de las 3. Está muda y a expensas de lo que dicten los que dictan. Está a servir y a ser explotada mientras sufre las almorranas en silencio. Está a la intemperie, sin paraguas y descalza, pero sonríe a un jefe que le exige implicación mientras le recorta el salario. Está a la noria, a la hipoteca, a Belén Esteban, al coche, a Cristiano Ronaldo, al móvil, a la Carbonero, y a por uvas en un trigal. Está a imaginar que es feliz. Está prácticamente en coma profundo e irreversible.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Led Zeppelin - Led Zeppelin (I)

Grupo: Led Zeppelin
Titulo: Led Zeppelin (I)
Fecha: Enero de 1969, Londres
Producción: Jimmy Page
Discográfica: Atlantic Records

Abrimos otro capítulo de la sección musica longo play y esta vez con el primer disco de una de las mayores bandas de la historia del rock, Led Zeppelin. Antes hablemos un poco de los orígenes. Nos remontamos a octubre de 1968 para encontrarnos a Jimmy Page (1944), un prometedor guitarrista de los recién separados Yardbirds. En la cabeza de Jimmy bullía la idea de proseguir con la idea de su anterior banda pero con más libertad de movimientos y un estilo más experimental. La base del guitarrista era sin duda el blues, algo que se refleja en sus trabajos con los yardbirds. Pero la creatividad de Page en esa etapa estuvo condicionada por los miembros fundadores de la banda. Page quería ir más allá. Trabajando como músico de estudio en la BBC le comunico al bajista de Chris Dreja (también exyardbird), su firme intención de crear una nueva formación lo antes posible. Ambos comenzaron a buscar miembros entre los músicos ingleses. Pidieron ayuda al famoso productor y manager musical, Peter Grant (1935-1995), que veía con buenos ojos las intenciones del guitarrista. Tras varios candidatos rechazando el puesto de vocalista, dieron en Birmingham con uno absolutamente desconocido que encandilo a Page por su tendencia al blues de la costa oeste norteamericana. Su nombre, Robert Plant (1948). Plant acepto sin dudarlo e incluso propuso integrar en la nueva banda a un batería con el que había trabajado meses antes, un tal John Bonham (1948-1980), en mi modesta opinión, el mejor percusionista de rock de toda la historia. Ya tenemos una formación de cuatro miembros, pero el bajista Chris Dreja decidió abandonar la música para dedicarse a la fotografía (la foto de la contraportada del álbum que nos ocupa fue realizada por Dreja). Hacía falta un bajista de garantías y Jimmy Page conoció tiempo atrás, por compartir trabajos en la BBC, a un excelente arreglista y músico profesional llamado John Paul Jones (1946). La contundencia de Bonham, la electricidad de Page, el purismo de Jones y la original voz de Plant. Una banda mítica había nacido. Los primeros contactos y ensayos partían siempre del blues más genérico y purista. Los cuatro compartían admiración por gente como el gran Willie Dixon, Jimmi Hendrix, o bandas como Ten years after o Cream. La química surgió desde el principio y cada uno aportaba variaciones creativas que iban desde la psicodelia de San Francisco hasta el folk tradicional británico.

Led zeppelín tomo decisiones trascendentales antes de la salida del LP, como la negativa tajante a sacar singles en Inglaterra. Parece que el interés de resaltar los álbumes enteros peso más que la promoción convencional. Un personaje que influyo en esta y otras muchas decisiones de la banda, fue el antes mencionado, Peter Grant (antiguo tour manager de monstruos como Little Richard, Chuck Berry o Eddie Cochran). Por ejemplo propuso al grupo no hacer apariciones televisivas (salvo honrosas excepciones) para potenciar la venta de entradas de los conciertos de la banda. Grant consiguió varios conciertos por distintos países para que la banda fuera cogiendo tablas y horas de directo. Algo curioso: Durante la gira en Dinamarca, el grupo actuó bajo el nombre de The Nobs ya que la baronesa Eva von Zeppelin (nieta del inventor del dirigible) se negó a que utilizaran su nombre real, argumentando que eran unos "monos gritones". El pelotazo llego en Estados Unidos donde la gira previa al álbum tuvo un éxito inmenso de crítica y público gracias a los explosivos directos de la banda. La prensa calificó al grupo como heavy metal, algo con lo que led zeppelin no estaba de acuerdo esgrimiendo la cantidad de sonido acústico que exhibían. Este éxito permitió a Peter Grant plantarse en la discográfica americana Atlantic Records con unas exigencias leoninas que no permitirían a la compañía discográfica ninguna injerencia en el material musical, ni sobre carátulas, ni promoción, ni conciertos. Este contrato marcaría el futuro de la banda.

El disco se grabo en los estudios de Olympic de Londres en octubre de 1968. En una semana fue grabado, mezclado y editado, empleando apenas 30 horas de estudio en total. La producción corrió a cargo de Jimmy Page, como sucedería con el resto de LPs de la banda. Fue publicado el 12 de enero de 1969, bajo el nombre de Led Zeppelín. El recibimiento por parte del público ingles fue algo frió y la carencia de un single no ayudo al álbum. Todo lo contrario que en Estados Unidos.

Musicalmente, y como cabía esperar, el blues fue la base fundamental del álbum. Temas como "You Shook Me" o "I Can't Quit You Baby" (excelente cover de William Dixon y J.B.Lenoir) representan a la perfección las intenciones de led zeppelín de llevar las estructuras y candencias del blues mas allá. Aunque sin duda es "Dazed & Confused" la pieza que dinamita el género, trasgrediendo las normas como tanto deseaba Page (que ya la toco con los yardbirds ) , añadiendo arreglos experimentales, psicodélicos y contundentes. Singles perfectos hubieran sido “Good Times Bad Times” y “Communication Breakdown” con riffs brutalmente pegadizos, en definitiva piezas de plomo y rock’n’roll. Una pieza curiosa, aunque quizá algo fallida o fuera de las tendencias del álbum, es " Your Time Is Gonna Come" donde los teclados sinfónicos de Paul Jones iluminan toda la composición con influencias gospel. Cierra "How Many More Times", una obra maestra, una montaña rusa hipnótica y electrificada.

Siempre se destaca a los innegables Page y Plant, pero la bateria de Bonham y el bajo de Jones son categóricamente imprescindibles. La compatibilidad y comunidad que consiguen pulen al extremo las composiciones. El sonido zeppelín fue cosa de 4. Quizá la clave del resultado. Poco importan las cifras materiales, pero: 300 millones de álbumes en el mundo, la segunda banda con más discos de diamante (otorgados cada diez millones de ventas en EEUU) de la historia de la música, solo por debajo de The Beatles. Led Zeppelin IV (23 millones), Physical Graffiti (15 millones), Led Zeppelin II (12 millones), Houses of the Holy (11 millones) y Box Set (10 millones).

Led Zeppelin I es un álbum elemental e imprescindible para entender la evolución de la banda y de la música rock hasta nuestros días. Define perfectamente las intenciones plomizas de un zeppelín que arrollaría en el panorama musical de los 70.

01 Good Times Bad Times
02 Babe I'm Gonna Leave You
03 You Shook Me
04 Dazed And Confused
05 Your Time Is Gonna Come
06 Black Mountain Side
07 Communication Breakdown
08 I Can't Quit You Baby
09 How Many More Times

Descargar disco - con emule
Descargar disco - descarga directa



“Pero siempre recuerdo la primera vez que te vi, cuando entraste por aquella puerta en mi vida, y me impresionaste tanto, que mi corazón sufrió una sacudida tan fuerte que me dejo desconcertado y confuso.”

Fragmento de “Dazed And Confused”

viernes, 3 de septiembre de 2010

Las cabezas de la hidra


Heracles y la Hidra de Lerna, de Gustave Moreau

La retirada de tropas de Estados Unidos, anunciada estos días a bombo y platillo, y la enésima reanudación de las conversaciones de paz entre palestinos e israelíes, auspiciada por Barack Obama, da pie para elucubrar acerca de un posible cambio en la política militar y exterior del Imperio. ¿Significan el apretón de manos de Netenyahu y Abbas, así como el arranque de la llamada operación ‘Nuevo Amanecer’ a las orillas del Tigris y el Eúfrates, una moderación en el belicismo gringo o se trata de un nuevo enjuague mediático y exhibición de cristales cóncavos? Para ayudar a responder a esta pregunta, nada mejor que recurrir a los clásicos…

Engendrada por Tifón y Equidna, y criada por Hera para atacar a Hércules, el último hijo terrenal de Zeus y un fruto más de la promiscuidad irrefrenable del Dios del Olimpo, la imponente Lerna era una fiera hidra de múltiples cabezas de la sin par mitología griega. Por cada cabeza que se le cortaba, crecían dos, y su última testa era inmortal. Su sola presencia pronosticaba la muerte, y el citado Hércules tuvo que enfrentarse a ella en una de sus famosas 12 pruebas. El aparato militar, de seguridad e inteligencia de Estados Unidos es la beligerante Hera de nuestros tiempos. No importa los pequeños tajos que le inflijan congresistas demócratas, cambios de gobierno, arrancadas de procesos de paz, semi retiradas o períodos de mayor concordia internacional; la dimensión del lobby de la Guerra en Washington se multiplica a la velocidad de un alga genéticamente modificada. Y las cabezas de esta moderna hidra podrían enumerarse de la siguiente forma:

Cabezón número 1: La presencia de tropas en territorio extranjero

La salida de Iraq es una de las falacias más desternillantes de los medios de manipulación masivos de los últimos tiempos. En realidad, Estados Unidos deja en el país 50.000 soldados, renombrados por el lenguaje posmoderno como “fuerza de transición” y con la misión de apoyar (o sea, guerrear) e instruir a los cuerpos de seguridad iraquíes. Es un nuevo capítulo de una invasión que ha dejado entre 150.000 (según datos del Ministerio de Salud de Iraq), 600.000 (la revista médica The Lancet) o más de un millón (la firma Opinion Research Business) de muertos iraquíes desde que se desató la conquista ilegal el 20 de marzo de 2003. A esta barbarie se suman las casi 4.500 bajas y 30.000 heridos en el bando americano.

Además, la Administración Obama ha hecho suyo aquello de que la mano izquierda no vea lo que hace la derecha. Mientras se reducen los efectivos en Iraq, en Afganistán se alcanzó en mayo de 2010 la cifra de 94.000 tropas. Sin contar estos dos países nombrados, en total son 150.000 los soldados del Tío Sam repartidos por el mundo, entre ellos 32.000 en Japón y 30.000 en Corea del Sur, para tender puentes de fraternidad con China.

Cabezón número 2: el Departamento de Defensa o el increíble hombre creciente

Aparte de tener alrededor de dos millones de soldados en su Ejército, más de 800.000 reservistas y cientos de miles de contratistas (mercenarios de empresas privadas), Estados Unidos acumula el presupuesto de defensa más epopéyico del planeta. En 2010 se fijó en 533.800 millones de dólares, pero se sumaron dos partidas adicionales de 130.000 y 33.000 millones bajo el epígrafe de “Operaciones de contingencia en el extranjero”, encuadradas como dinero para la eterna guerra contra el terrorismo.

Cabezón número 3: más bases militares que en el Risk

Un informe oficial del Pentágono de 2009 detallaba la obscena cantidad de bases militares de Estados Unidos en el planeta: un total de 5.579, que ocupan un territorio combinado de unos 150.000 metros cuadrados. De ellas, 4.742 se encuentran en el interior del país. Fuera de su terroritorio posee oficialmente 837 bases, aunque se calcula que son más de mil. La última hornada de asentamientos preventivos del gigante americano ha profundizado en la estrategia de controlar las principales áreas de recursos y materias primas del mundo. Así, las instalaciones se han extendido a las repúblicas ex soviéticas centroasiáticas, se han redoblado en Oriente Próximo y se han puesto siete cuñas en Colombia bajo el pretexto de la lucha contra el narcotráfico.

Cabeza número 4: el tráfico de la muerte

Dirigidos por una plutocracia de constante idea y vuelta con el sector privado, y rehenes del mastodóntico lobby que financia a congresistas y altos cargos públicos, la clase política estadounidense actúa de representantes de las corporaciones de defensa, a cuyos Consejos de Administración muchos de esos políticos pertenecen, han pertenecido o pertenecerán en los próximos años. Además de las conocidas 10.000 cabezas nucleares –2.500 de las cuales activas– que guarda en su arsenal, todo sigue igual con el Gobierno Obama en lo relativo a la venta de armas a países extranjeros. Ésta superó en 2009 los 40.000 millones de dólares, según cifras reconocidas por el Pentágono. Casi 4.000 más que el año anterior, pero lejos de los números que se prevén para 2010. Según el Centro de Estudios de Paz y Seguridad de la Universidad de Georgetown, Estados Unidos exportará durante este año una “cantidad sin precedentes de armamento”. Los compradores volverán a ser los principales aliados de Estados Unidos: Israel, Bahrein, Corea del Sur, Egipto, Grecia, Jordania, Pakistán, Tailandia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos…

Cabezón número 5: Mi padre es policía y es más fuerte y alto que el tuyo

Mientras redoblan los tambores de guerra en la frontera de Irán e Israel aguarda impaciente el visto bueno de EEUU para lanzar un bombardeo preventivo sobre las instalaciones nucleares civiles del régimen de Teherán, la política exterior del Gobierno Obama mantiene la línea beligerante de sus predecesores en el campo de las maniobras de entrenamiento militar. Las dos últimas demostraciones de músculo han tenido lugar en Corea del Sur y Costa Rica. En este último, 7.000 marines, 46 embarcaciones, 200 helicópteros y 10 aviones de combate se pasearán por el país como Pedro por su casa hasta el 31 de diciembre, tras la patética entrega de la soberanía nacional del Parlamento costarricense a cambio de los habituales millones de dólares. De nuevo la presencia militar se justifica por la lucha contra el narcotráfico, aunque se desconoce la presencia de poderosos carteles internacionales en un país que hasta carece de ejército.

Por otra parte, 8.000 soldados, 20 buques y 200 aviones se han ejercitado en el Mar de China, mandando una clara señal a Corea del Norte a raíz del hundimiento de un buque surcoreano. Un equipo de investigación de varias naciones había determinado que un torpedo norcoreano fue el culpable del ataque, pero en junio Naciones Unidas emitió una declaración en la que condenaba la acción sin señalar culpables. Cuando el río suena, agua lleva, y cada vez hay más dudas respecto a la autoría del disparo. Se da la circunstancia que el buque Cheonan era un barco insignia de la Armada surcoreana, una corbeta de Guerra con radares de última generación, y que el suceso ocurrió en medio de otras maniobras con EEUU e incluso barcos israelíes. Muchas informaciones en Internet apuntan a que fue precisamente el “fuego amigo” el que destruyó el buque. Pensar que la obsoleta tecnología de los barcos norcoreanos burló los radares y torpedos de las flotas de EEUU y surcoreanas es casi como creer en los Reyes Magos. Y el historial de ataques inventados de EEUU para iniciar conflictos da bastante munición para la sospecha. Ahí está el hundimiento del USS Main a finales del siglo XIX, que antecedió a la guerra con España y posterior invasión de Cuba, o el incidente del Golfo Tonkin, manipulado en los sesenta por el Gobierno de Lyndon B Johnson para poder mandar tropas a Vietnam del Norte sin la supervisión del Congreso.

Cabezón número 6: El Gran hermano vigila

Desproporcionado, descontrolado y subcontratado. En julio, una espectacular investigación de dos años de duración –periodismo de pata negra– del diario Washington Post desvelaba el hiperbólico aparato de inteligencia creado en EEUU. La serie de artículos calculaba en 854.000 las personas con autorización de seguridad de máximo secreto, en más de 1.200 las entidades gubernamentales y en casi 2.000 las empresas privadas que trabajan en programas relacionados con la lucha contra el terrorismo, seguridad nacional e inteligencia a lo largo de 10.000 ubicaciones distintas. El reportaje comenzaba con una conclusión tan escueta como poderosa: “El mundo secreto creado por el gobierno como respuesta a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 se ha vuelto tan grande, tan engorroso y tan secreto que nadie sabe cuánto cuesta, a cuanta gente tiene contratada, cuántos programas existen dentro del mismo ni cuántas agencias exactamente realizan la misma tarea”.

Cabezón número 7: Libertades vendo que para mi no tengo

Estados Unidos es el promotor de la democracia mundial, y sus políticos conjugan la palabra libertad casi tantas veces como el nombre de Dios. Por eso es tan llamativo que ostente el título de mayor cárcel del mundo: es el país que tiene el mayor número de presos: 2.293,157, una cifra muy superior a la de la dictadura opresiva y ominosa de China, que con una población cuatro veces mayor cuenta con 1.570,000 reclusos.
Son datos del Centro Internacional de Estudios de Prisiones del King's College, de Londres, una institución que analiza los sistemas carcelarios de la mayoría de los países. A esos 2,3 millones se suman casi otros cinco que se encuentran bajo alguna forma de control judicial. El total de la cantidad de personal considerado como población correccional representa un 3,2% de la población adulta.

Y si la militarización exterior e interior es apabullante, la digital no lo es menos. Recientemente, y tras un requerimiento por parte del FBI, la empresa de servidores BurstNet dio de baja unilateralmente el servicio de la web Blogetery, cerrando así más de 70.000 blogs que se alojaban en el sitio. BurstNet aseguró que dio de baja el sitio porque había publicado "un vínculo a material terrorista" y una lista de potenciales víctimas de Al Qaeda. Sin embargo, Alexander Yusupov, propietario del modesto proveedor de blogs, ha denunciado que no se le mostró ni documentación, ni justificación de la decisión, ni referencia a ley alguna, ni explicación de donde estaba el material terrorista. Yusupov también ha comentado que siempre había respondido a las advertencias anteriores de BurstNet sobre contenidos conflictivos, “casi siempre dentro de las 24 horas”, y que esta vez tampoco hubiese sido una excepción. Sin embargo, no le dieron ninguna opción.

Terminado el recuento de cabezas, retomamos la mitología griega. En ella, Hércules conseguía finalmente tumbar a la hidra con la ayuda de Yolao, cortando las cabezas del monstruo y cauterizando las heridas, además de sepultar la llamada cabeza eterna bajo una roca, aún hoy sin remover. Trazando un paralelismo sin red, sólo un movimiento ciudadano interior podría meter las cabezas del militarismo gringo bajo tierra, y no seguir haciendo buenas los temores de Eisenhower, cuando alertó antes de dejar la presidencia sobre el gran peligro que acechaba a EEUU: que el complejo militar-industrial acabase tomando el control total del país. Desgraciadamente, por el momento parece que el único movimiento ciudadano que ha surgido con fuerza avanza en la dirección contraria, amenazando con convertir a la superpotencia en un Estado aún más belicoso y unilateral. Es el Tea Party, pero eso es otra historia, y a buen seguro que otra entrada.

martes, 31 de agosto de 2010

Homicidio de estado

Hace unos días pudimos ver a la ministra de justicia Japonesa ejerciendo de guía y anfitriona para un grupo de periodistas locales. El lugar, un centro penitenciario en la ciudad de Tokio. El motivo, mostrar por primera vez una de la 7 cámaras de la muerte que existen en el estado japonés (Sapporo, Sendai, Tokio, Nagoya, Osaka, Hiroshima y Fukuoka). Y se llaman de la muerte por que allí se acaba con la vida de personas. Un estado del mundo desarrollado, de cultura milenaria, que mata a sus condenados mediante la horca en el más absoluto de los secretismos. El 28 de julio de 2010, Japón ahorco a dos asesinos múltiples, primera ejecución bajo el nuevo Gobierno del Partido Democrático (PD). Quien firmo estas sentencias fue la ministra de justicia Keiko Chiba, que antes de su nombramiento formaba parte de la liga parlamentaria contra la pena de muerte. Fue la primera ministra de Justicia que asistía a una ejecución, "porque es mi deber revisar el proceso, al ser yo la persona que lo ordena". Tras las ejecuciones, afirmo que crearía un comité sobre la aplicación de la pena de muerte en Japón, donde más del 80% de la población respalda el máximo castigo. "Siento la necesidad de que haya un debate serio sobre la pena de muerte", ha apuntado la ministra, que rechazo hablar de sus convicciones personales sobre el tema.

Debido a que están en espera de ejecución, los condenados a muerte no están clasificados como prisioneros por el sistema judicial nipón. Los reclusos carecen de muchos de los derechos reconocidos a otros prisioneros japoneses. Se les prohíbe la comunicación con sus semejantes durante años. Cuando una orden de muerte se ha emitido, el condenado es informado en la mañana de su ejecución. La familia del preso y los representantes legales no son informados hasta después de la muerte. La mayoría de los condenados sube a la horca sin que las familias ni sus abogados lo sepan. La falta de un aviso por adelantado de las ejecuciones ha sido declarado por el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas como incompatible con los artículos 2, 7, 10 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. La aplicación de la pena de muerte en Japón es arbitraria y cruel. Una muestra es que hasta diciembre de 2007 el Ministerio de Justicia ni siquiera divulgaba los nombres de los ajusticiados. Actualmente hay en Japón más de 100 personas condenadas a muerte, entre ellas, algunas sufren enfermedades mentales.

En el siguiente video vemos a Kumamoto Norimichi que en 1968 fue uno de los tres jueces del Tribunal del Distrito de Shizuoka que condenó a Iwao Hakamad a la horca, a pesar de que Kumamoto se mostró en desacuerdo con sus colegas. Kumamoto renunció a su puesto poco después y dice sentirse muy culpable desde entonces de haber tenido que condenar a un inocente.


Países desarrollados como Japón, Corea del Sur o los Estados Unidos aun condenan a sus asesinos a la muerte. Muchos dirán que mas mata China. Por supuesto, China es la máxima ejecutora de la pena capital en el planeta. Pero es que China no es una democracia, no podemos decir que son malos malísimos y a la par esperar que su sistema jurídico sea ejemplar. Los gobiernos autoritarios, las dictaduras, encuentran en la pena de muerte un método de represión, una herramienta de opresión política. Pero, ¿Qué sentido tiene en sistemas democráticos?

Según Amnistía internacional, en 2009 fueron ejecutadas 714 personas en 18 países, sin contar las miles de ejecuciones que probablemente tuvieron lugar en China, país que se niega a dar a conocer cifras sobre su uso de la pena capital.

Tengo la seguridad de vivir en un mundo cínico. Si sacáramos a debate la aplicación de la pena capital en Japón o Estados Unidos y luego pasáramos a hablar de China o de Irán, las opiniones no serian equiparables, justificando en muchos casos a los primeros. Creo que el peligro precisamente reside en ese cinismo. A mi me parece igual de condenable y repudiable, pero mas hipócrita en el caso de los estados demócratas, que lejos de dar ejemplo, se escudan en la ley del Talión y respaldan la satisfacción de una parte de la sociedad, que siendo arcaica y visceral, ve en la venganza la solución, una venganza que por su carácter recesivo no puede nunca estar en la base del ordenamiento jurídico.

La pena capital se utiliza con el convencimiento de que actúa como elemento disuasorio de delitos violentos. No hay estudios científicos que hayan logrado demostrar de forma convincente esta idea. Los delincuentes violentos no se plantean que el riesgo de ser ejecutados no es aceptable, mientras que una pena de prisión prolongada sí lo es. Por ejemplo, en Estados Unidos, la media de asesinatos en estados en los que existe la pena de muerte es mayor que en estados libres de la pena capital. La mejor forma de disuadir de la comisión de delitos violentos es garantizar una elevada probabilidad de captura y condena del perpetrador, no castigos más duros. La muerte del asesino poco ayuda a mitigar a largo plazo el dolor emocional de los familiares y sólo inflige un sufrimiento similar a la familia del ajusticiado. Las ejecuciones dan a la sociedad una falsa ilusión de control sobre la amenaza que suponen los delitos graves para la seguridad pública. Además, siempre que se aplica, existe un elevado riesgo de ejecutar a una persona que no es culpable del delito por el cual la han condenado. Desde 1973 más de 113 presos estadounidenses condenados a la pena capital escaparon a la muerte porque surgieron pruebas que demostraron que eran inocentes de los delitos por los que habían sido condenados.

Más de dos tercios de los países del mundo han abolido ya la pena de muerte en la ley o en la práctica. Si bien en 2009 aún es legal matar a un ser humano en 58 países. La pena capital es la negación más extrema de los derechos humanos. Es un homicidio premeditado y a sangre fría a manos del Estado.

Matar es matar. Abolición de la pena de muerte ¡Ya!

sábado, 3 de julio de 2010

Crudo Steven, el Bourbon y los 520 millones de dólares.

Retrocedamos un año en el tiempo, concretamente al 30 de junio de 2009, para encontrar a nuestro protagonista, Steven, amaneciendo en su domicilio londinense con una resaca a la altura de miedo y asco en las vegas de Terry Gilliam. El caso es que no recordaba absolutamente nada de lo sucedido la noche anterior. Eran las 7:45 de la mañana y tenia la extraña sensación de haber realizado algo extraordinario horas antes.

Steven Perkins era un broker de 34 años que comerciaba acciones de firmas petroleras para la oficina londinense de PVM Oil Futures. Durante ese fin de semana la empresa decidió agasajar a sus serviles empleados con un resort a todo lujo. Steven aprovecho la ocasión para practicar su heterodoxo golf junto a sus compañeros y tomar alguna copita. Y como no, para beberse algunos cócteles, combinados, vinos. También alguna cervecita fresca, algún bourbon para rebajar. El caso es que se bebió el Nilo hasta una perdida total de raciocinio y de aparato locomotor. Sin dormir, llego a su casa (vete a saber como) y decidió agradecer a sus jefes ese estupendo fin de semana haciendo unas caseras horas extra. Tras unos minutos buscando el botón de encendido de su portátil, comenzó ha realizar transacciones durante horas cual chimpancé amaestrado . Fueron dos tandas a lo largo de ese día, la segunda realmente mítica (como se ve abajo en el grafico). Eran la 1:22 del 30 de junio y el precio del petróleo era de 71,40 dólares. Poco después, a las 3:41 había llegado hasta los 73,05 dólares. En este periodo, Perkins realizó la “inversión” de 520 millones de dólares en crudo (comprando 7 millones de barriles) mediante ICE Futures Europe, sin ninguna autorización u orden de sus clientes. Steven, desde su casita, su portátil y su borrachera de dimensiones bíblicas, estaba subiendo el precio del petróleo al aumentar sustancialmente la demanda. El crudo se disparó en el mercado y alcanzó su cotización más alta en ocho meses. Como al principio no se sabía la causa de la subida, esta generó una ola de temor a nivel mundial y los expertos señalaron incluso que el alza del precio podía amenazar la incipiente recuperación económica.

Habíamos dejado a nuestro protagonista rascándose la cabeza mientras observaba la bolsa de los palos de golf llena de botellas. Tras un espidifen y un vistazo al portátil, se percato de su gran obra y mandó un mensaje a su director general diciendo que no acudiría a trabajar por la enfermedad de un pariente. ¡Que Crack! Pronto la compañía vio el agujero negro generado por Perkins, al que incomprensiblemente despidió y mando a rehabilitación.Y de todo lo anterior nos hemos enterado un año después por la Autoridad Británica de Servicios Financieros que dijo que el pobre Steven Perkins no podrá trabajar más en la industria de los servicios financieros pues “no es una persona idónea”. Menos mal que existe este tipo de “autoridades”. Tal y como contaba esta semana The Daily Telegraph, las pérdidas para la compañía fueron millonarias (concretamente 9,7 millones de dólares), aunque el trader sólo tuvo que afrontar una multa de 72.000 dólares, una inhabilitación de cinco años y un tratamiento contra el alcoholismo.

Larga vida a Steven y larga vida a los mercados. Que no cambien nunca. Me siento seguro. Seguro del desastre.

miércoles, 23 de junio de 2010

Ataque preventivo a la razón


Elevar la anécdota y la frivolidad a la categoría de titular es una de la especialidades de los medios de comunicación masivos. Amortajados cada día más por unos propietarios que sólo piensan en sus intereses económicos y políticos, y por unos anunciantes que condicionan la línea editorial a seguir (la gran Banca, Telefónica, El Corte Inglés…), hace tiempo que se perdió la oportunidad de, a través de ellos, trascender la cortina de Matrix e informarse de la verdadera realidad (para eso están los medios alternativos). Hacer del ciudadano una ameba desinformada, no reflexiva, gregaria y temerosa de Dios (Mercado) es el objetivo nada sutil que hoy día persiguen los grandes conglomerados de comunicación.

Junto al apagón informativo que se le suele dar a las noticias no anglosajonas-caucásicas-occidentales –África sólo se cita cuando hay una catástrofe y para elogiar el humanitarismo del Primer Mundo; Asia aparece normalmente para hablar del autoritarismo de China, y el Magreb y Oriente Próximo se conjugan habitualmente con la palabra terrorismo–, con el auge de los diarios online y la llegada del verano, la manipuladora selección editorial se agudiza. Como muestra, el de la página principal del elmundo.es hoy miércoles 23 de junio. Quitando una información económica de las cajas de ahorro y otra sobre el decretazo de la reforma laboral, más la habitual docena de artículos del Mundial de fútbol, éstas eran hoy cuatro de las seis primeras noticias del periódico en español más leído en Intenet: Burka, Nintendo, ballenas y Carbonero.

El Senado pide que se prohíba el 'burka' con los votos de PP, CiU y UPN

Fantástico. Por fin sabemos para qué sirve el Senado, además de para regalar un cargo vitalicio al ex Ministro de Franco, Fraga Iribarne. Alguna pregunta retórica, eso sí, asalta este ágora. ¿Es el burka un problema real de la sociedad española? ¿Cuántos millones de mujeres lo llevan? ¿Por qué los medios y los políticos se obsesionan en la anécdota de una vestimenta, por supuesto denigrante para la mujer, pero absolutamente minoritaria entre los inmigrantes de confesión musulmana? ¿Por qué esa cansina tendencia a subrayar un aspecto negativo de una cultura para definir a todo un grupo social inabarcable? En realidad, ¿por qué siempre se informa de la “comunidad musulmana”?

¿Y la “comunidad cristiana”, que se manifiesta pidiendo la pena de muerte, llamando a la desobediencia civil frente a una asignatura de Educación a la Ciudadanía y calificando como asesinos de bebés a los partidarios de la no restriccion del aborto? ¿Pero por qué diablos se agarra el detalle por el todo, y siempre se busca asociar el concepto de extremista o radical con los inmigrantes no europeos? ¿No entienden que la diversidad en esa supuestamente monolítica “comunidad musulmana” es enorme? ¿Que, por ejemplo, hay muchos más fanáticos religiososo entre los españolitos que entre los marroquíes?

Nintendo pide hasta 23 años de prisión por vender 'cartuchos' para la DS

Sí, señor. Y habría que añadir, envío de cinco años al parque de recreo de Guantánamo, privación de horas de sueño los días pares de la semana, sometimiento a tácticas de waterboarding los días impares de la misma, esterilización humanitaria y prohibición para utilizar internet hasta los 65 años. Se me ocurre algún pirata más peligroso que los tipos que copian los juegos de Nintendo, sobre todo unos que juegan a la guerra en aguas internacionales y abordan barcos de activistas.

Fracasan las negociaciones sobre la caza comercial de ballenas

Lo de rasgarse las vestiduras ante los cabronazos de Japón y Noruega y su caza de ballenas es una clásico de la agenda mediática anual. En unos meses vendrán los sádicos canadienses con su apaleamiento de focas. Lástima que los toros, los cerditos hacinados y demás seres que se ejecutan a granel no tengan tanta cobertura. La maldición del documental de Al Gore sigue revoloteando sobre los azorados ciudadanos del Primer Mundo. Uno tiene la sensación de que la pátina de preocupación medioambiental y defensa de la diversidad biológica que tanto se afanan en publicitar los Gobiernos occidentales no es más que una cortina de humo. Estados Unidos produce un cuarto de las emisiones de CO2 del planeta y España ha multiplicado las suyas más que ningún otro país de la UE desde que firmó el Tratado de Kyoto (para equilibrar los números, le compra cuotas de CO2 a los países pobres).

Por otra parte, la ONU advierte que el ritmo de desaparición de especies podría ser mil veces más rápido que en cualquier otro periodo de la historia, mientras cientos de millones de personas carecen de la minima seguridad alimentaria diaria, así como de acceso a agua potable. ¿No son éstas las verdaderas noticias? ¿Es posible informar acerca de la pérdida de diversidad biológica sin contextualizarla dentro del voraz modelo productivo y consumista de la actualidad, reclamando su cambio radical?

La Prensa de Madrid tacha de ‘vergüenza’ ubicar a Carbonero al lado de Casillas

El pintoresco presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja, ha tenido a bien intervenir en otro de los profundos debates que mantiene en zozobra a la “comunidad católico cristiana” española. En vez de martillear día y noche con la precariedad laboral y míseros salarios de la profesión, una situación que conduce a la nula búsqueda de fuentes y a la servil entrega del rigor y honestidad intelectual de muchos periodistas ante los intereses empresariales, el habitualmente mesurado Urbaneja pierde la flema inglesa para criticar a Tele 5 por su utilización del affaire Casillas-Carbonero.

Parece ser que no toca hablar de posturas de fuerza como huelgas o parones informativos para frenar la decadencia deontológica de la profesión, sino centrarnos en las grandes preguntas que hacen progresar la salud democrática de un país: ¿Distrae Sara Carbonero a Iker Casillas? (con la connotación machista que esa afirmación-respuesta desprende) ¿Es lícito que la reportera, en los calentamientos previos al partido, informe desde detrás de la portería en la que se estira su famoso novio? Y aún más importante, ¿por qué se ha cortado la perilla el otrora brilante cancerbero de la selección nacional? A esta saludable controversia se añaden otras cargas de profundidad como: ¿Es "La Roja" un correcto apelativo con el que nombrar a la selección? Podría herir sensibilidades, ¿no es así? Ya se sabe que los rojos hicieron mucho daño a este país durante la etapa de consolidación de la unidad nacional y espiritual de Franco…

viernes, 18 de junio de 2010

La hipocresía de Europa



El día que España debutaba en el Mundial de fútbol, el Gobierno aprobó su decretazo de la reforma laboral, la segunda andanada neoliberal tras el recorte de los salarios públicos y la congelación de las pensiones. En previsión de que los gobernantes europeos le copien la idea y comiencen a aprobar otras “medidas de ajuste“ por el bien del ciudadano durante este verano mundialista, rescatamos una intervención que tuvo lugar en el Parlamento Europeo el pasado mayo. Ante el anestesiado rostro de las marionetas de los mercados, el eurodiputado Daniel Cohn-Bendit, que fuera líder estudiantil durante el Mayo del 68 y hoy copresidente del grupo Los Verdes/Alianza Libre Europea, se marcó un discurso-denuncia impecable sobre la base de la crisis griega. Vale la pena disfrutar de la pasión y convicción ideológica de este político francoalemán, más aún en tiempos de gobernantes de cartón, que se doblan al más mínimo soplo de los tahúres financieros.

miércoles, 9 de junio de 2010

Sumos sacerdotes del capitalismo

En la entrada anterior, el maestro bobolongo, hablaba de lo complicado que resulta ponerles rostro a los titiriteros del poder y de los mercados ¿Quien se supone que manda en este mundo? ¿Es lo mismo gobernar que tener el poder? ¿Quien y como se toman las decisiones que influyen en el futuro de la humanidad? Desde luego no pretendo responder a estas preguntas, pero si plantearlas a la luz de la reunión que ha tenido lugar en Sitges durante la primera semana de junio de 2010. Es curioso que se elija la meca del cine fantástico y de terror para realizar este evento, y me refiero a la reunión del club Bilderberg, una cumbre anual al más alto nivel con las personas más influyentes de las primeras potencias norteamericanas y europeas. La gran diferencia con respecto a otras, es el secretismo, no se filtran al exterior más que detalles insignificantes, nunca datos concretos de lo hablado. No se pueden comparar estos encuentros con el G8, o G20, o con otras cumbres internacionales. El predominio aquí es del poder económico y financiero, de los creadores de ideas y de opinión, y de los grandes grupos mediáticos de información. Con estos participantes parece claro que no se buscara el bien común y si los intereses privados. La primera reunión tuvo lugar en mayo de 1954, en plena revisión del orden mundial tras el fin de la 2ª guerra mundial, varias figuras relevantes de la política y las finanzas de los países occidentales se reúnen en el Hotel Bilderberg, del que toman el nombre, en Oosterbeek, en los Países Bajos. Este primer encuentro fue dirigido por David Rockefeller y por el príncipe Bernardo de Holanda, conocido por su ideología cercana al nazismo. El principal propósito del encuentro era “hacer un nudo alrededor de una línea política común entre Estados Unidos y Europa en oposición a Rusia y al comunismo”. Un personaje siempre presente, desde su fundación hasta nuestros días, es el premio nobel Henry Kissinger. Tremendo fichaje. La estructura es bastante simple, varios círculos concéntricos de invitados alrededor de un comité directivo fijo de unas cuarenta personas. Los miembros de este comité invitan cada año a dos personajes relevantes en los temas a tratar, según la coyuntura. Lo interesante es que los invitados, las figuras que varían según el año, son representantes políticos, mientras que los miembros del comité fijo son representantes de las corporaciones y del mundo financiero. Escribía la revista The Economist “Cuando alguien hace escala en Bilderberg, ya llegó”. Es decir, si eres una persona que comienzas a tener relevancia en tu país y eres invitado a la cumbre, llegaras a ostentar el poder. Será una ascensión política y social a nivel internacional, siempre que la persona en cuestión acate los sabios consejos que reciba de los miembros dominantes del club. Esto le sucedió a Bill Clinton o a Tony Blair cuando aun no eran candidatos y también a todos los secretarios generales de la OTAN. Todos son bilderbergers, como se conoce a quienes acuden invitados a los encuentros. Se dan por tanto cruces “sospechosos”. Bilderberg tiene mecenas y entre ellos destaca la familia Wallenberg, la principal fortuna de Suecia, accionista mayoritaria de las empresas Electrolux, Ericsson y ABB. Una de las hijas de Wallenberg está casada con Kofi Annan, anterior secretario general de Naciones Unidas. No quiero con esto vender teorías paranoicas, pero tampoco vamos a pensar que esto es un club de recreo para jubilados multimillonarios. Se toman decisiones y lo hacen unos pocos. Además es alarmante que, entre los invitados, haya militares hablando de economía y economistas hablando de conflictos armados. Y más grave aun, todo en presencia de los representantes políticos de las democracias más “avanzadas”, que guardan silencio. Resulta inadmisible que las conversaciones y decisiones secretas estén amparadas por los representantes de la ciudadanía y los cargos públicos (en Sitges, estuvo José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del estado anfitrión). En su invitación, la organización exige que nadie "conceda entrevistas" ni revele nada de lo que "un participante individual haya dicho durante el meeting". Probablemente para nuestros representantes es útil este silencio para que no sea tan palpable su actitud servil ante las estrategias de las corporaciones. Si a todo esto añadimos que también están presentes los dirigentes de los grandes grupos mediáticos, se puede afirmar que el círculo queda cerrado. Crear la opinión publica de lo que todavía no ha pasado pero ocurrirá es una de las armas mas útiles del siglo XXI y no esta muy lejos de las medidas estratégicas de control nacional socialista. Están presentes los presidentes o directores de medios de comunicación como la radio francesa Europe 1, el periódico Le Nouvel Observateur, los diarios económicos The Economist y The Financial Times, o del Washington Post. Todos prometen cada año “discreción”. Incluyendo, Juan Luis Cebrián, consejero delegado del Grupo Prisa. Como es posible que no se publiquen mas que breves reseñas sin contenido en los periódicos.

El objetivo claro de la cumbre, a día de hoy, es promover un nuevo orden mundial hecho a la medida de los EEUU, con Europa como una entidad satélite. Por ello seguro que se hablo del futuro del euro y de la utilización de la coyuntura en beneficio propio. Me temo que los núcleos reducidos de personas que lideran estas reuniones, no tienen ningún reparo a la hora de obtener beneficios económicos o de otro tipo, aunque esto implique “daños colaterales” a la sociedad. La falta de ética que han demostrado a lo largo de los años no me hace ser muy optimista con respecto a sus intenciones. Pero, ¿como conseguir estos objetivos sin que la ciudadanía reaccione? Desde hace años el apoltronamiento y la desidia de la sociedad ha crecido exponencialmente gracias a los medios de comunicación. Todo lo subversivo acaba siendo fagocitado por los media y se convierte o en algo cool, o directamente en algo del ámbito del terrorismo. Los métodos que se pueden emplear por parte de estas elites para conseguir un mayor control son variados y muchos parecen estar ya presentes en el “sistema”:

- Privatización de la totalidad de los servicios públicos.

- Desvinculación total del estado con la economía, incluyendo los sectores de la educación, la investigación. A largo plazo, la desvinculación con la policía y las fuerzas armadas, destinadas a convertirse en sectores muy lucrativos para las empresas privadas.

- El mantenimiento de un nivel de desempleo elevado y la reducción de las ayudas sociales, acrecentando la presión económica sobre los trabajadores, que estarán dispuestos a aceptar cualquier salario o condiciones de trabajo.

- Impedir el aumento de reivindicaciones salariales en los países del Tercer Mundo, manteniendo regímenes totalitarios o corruptos.

- Debilitamiento de los gobiernos y de la soberanía popular.

Con respecto a este ultimo punto, parece que la soberanía esta pasando de manos de la ciudadanía, a manos de entidades supranacionales como la Comisión Europea, donde sus miembros no son elegidos directamente. Esta Comisión Europea está bajo la influencia de lobbies industriales, los grandes inspiradores de la reglamentación europea. La mayoría de los Comisarios europeos están estrechamente ligados a las multinacionales o a redes de influencia favorables al liberalismo y a la mundialización. Muchos son próximos (o miembros) del Grupo de Bilderberg y son participantes asiduos del World Economic Forum de Davos. A día de hoy, tras el descalabro de la economía griega, el país heleno no tiene mas opción que acatar ordenes de un estamento que poco tiene que ver con la elección de sus ciudadanos. Esto es simplificar pero la toma de decisiones se produce para ellos pero sin ellos.

Y estos puntos han de ir acompañados siempre por el terror. Crear las tensiones necesarias para que comiencen conflictos armados, crear zonas de hostilidades perpetuas, inventar pandemias, asustar con estados de alerta constantes por amenazas externas, cualquier idea vale si puede justificar las medidas de control social y emergencia nacional en tiempos de paz. Hay autores como Daniel Estulín, experto en el grupo y autor de La historia definitiva de el Club Bilderberg, que hablan de un proyecto de Estado Policial Global, creo que es una exageración (a corto plazo), pero pienso que las libertades individuales de los ciudadanos occidentales están reduciéndose a marchas forzadas. Nos llevan a una situación de inseguridad, angustia y terror para que la gente llegue a sentirse desbordada e incapaz sin la tutela y las soluciones de los que poseen el poder. Una sociedad que esta dispuesta a perder libertad a cambio de seguridad, jamás tendrá ninguna de las dos cosas.

El caso es que los sumos sacerdotes del capitalismo, los máximos responsables de la situación económica actual, se reúnen anualmente, según The Times, para “planear hechos que luego han sucedido...". Un lobby internacional cuya misión es mantener y perpetuar el marco socio-político que permita la proliferación y fortalecimiento de las fortunas millonarias. Es decir, el capitalismo.

"En política, nada ocurre por casualidad. Cada vez que un acontecimiento surge, se puede estar seguro que fue previsto para llevarse a cabo de esa manera."

Franklin D. Roosevelt
Presidente de los Estados Unidos 1932 a 1945



jueves, 3 de junio de 2010

El Ente

En los años noventa, Johan Cruyff popularizó a su paso por el banquillo del Barcelona el término “entorno”. El holandés volador utilizaba ese sustantivo para definir toda la energía negativa y el derrotismo que solía rodear al Barça en aquellos tiempos, empequeñecido ante la superioridad del momento del Real Madrid. Cuando el equipo perdía, el entorno –y el aficionado podía pensar que Cruyff se refería a los periodistas, los árbitros, los directivos, el presidente o al pesimismo de los propios seguidores– tenía la culpa. El genial entrenador creaba así un Ente intangible que condicionaba el devenir del Barça, una fuerza casi sobrenatural que llevaba décadas impidiendo al club cumplir sus sueños deportivos. Si su ciclo deportivo no tenía éxito, el entorno, al igual que en los anteriores cien años de historia del club, prevalecería. Y cuando Cruyff rompió el maleficio, entrelazando la racha triunfal de ligas, razonó henchido que él había sido el primero en domeñar a ese "entorno" paranormal.

Dejando el terreno de fútbol y volando hacia las áridas montañas de Afganistán, allí se forjó hace unos años otra figura que ha adquirido dimensiones de demiurgo omnipresente. Osama Bin Laden-Al Qaeda-terrorismo islámico, tanto monta, monta tanto, representan, desde hace tiempo, el “entorno” amenazante de los gobiernos del orbe neoliberal occidental. No se sabe muy bien si están, si existen en cuerpo y alma, pero su presencia etérea es casi palpable. La alargada mano de Al Qaeda mece la cuna del terrorismo internacional, no importa lugar, continente, huso horario o grado de probabilidad. Los Predator no tripulados del Ejército estadounidense matan y matan lugartenientes y números dos, tres y siete de Al Qaeda, pero el cabronazo barbudo, otrora aliado de la CIA, se les resiste. Mientras tanto, su huella sigue apareciendo en los actos terrorista más atroces e inimaginables, como se encargan de recordarnos a diario los medios masivos de manipulación.

Es un pájaro, es un avión, no... ¡es el mercado!

Hoy, 2010, a sólo dos supuestos años del fin del mundo según el calendario maya, otro Ente ha tomado el centro del escenario. Siempre ha estado con nosotros, ha sido nombrado con asiduidad en las últimas décadas, pero es ahora cuando su poder se ha transformado en omnímodo. Son los mercados. Sí, los mercados que desconfían de tal o cual gobierno, los mercados que presionan para tal o cual reforma (eufemismo que en la actualidad equivale a destrucción de derechos ganados durante décadas), los mercados que corren en pánico cuando una ley no se aprueba y acuchillan el valor de la deuda pública de un país, los mercados que piden serenidad, los mercados que, de repente, aseguran que un país está en bancarrota, los mercados que apuestan a la bajada futura de un valor, los mercados que juegan como niños con los productos derivados, los mercados que especulan y especulan y especulan, los mercados que explotan burbujas y deciden derribar la economía mundial cada cierto tiempo para poder acceder de nuevo a beneficios descomunales…

Los mercados son sabios. En telediarios, informaciones de los diarios, conferencias de prensa, debates radiofónicos o charlas de bar, los mercados salen a relucir. Hay que tenerles contentos, hay que apaciguarlos, hay que escucharlos. Ellos saben mejor que nadie. En realidad, el ciudadano desconoce el nombre y apellido exacto de los mercados, pero se hace una idea. Son un conglomerado de organismos financieros transformados en Ente sociológico. Son la familia vecina de la puerta de al lado, que nos aconseja con la mano sobre el hombre. Si no es el primo Standard and Poors, quien rebaja por nuestro bien la calificación crediticia de nuestro presupuesto familiar, es el guasón tio Goldman Sachs, que nos recomienda invertir en ese productito tan bonito con la garantía triple A. Y si no quien aparece por casa es el entrañable abuelo FMI, que con recta moralidad nos conmina a reformar la vivienda, tirando abajo la pared del salón y utilizando el balcón como cama caliente para albergar inmigrantes sin hogar.

Palabras más, palabras menos

Con la tiranía de la información descontextualizada, auspiciada por un periodismo arrodillado a los intereses corporativos, como se describe en el clarividente libro de Pascual Serrano, Desinformación. Cómo los medios ocultan el mundo –al que dedicaremos una entrada posterior–, la alienación ha llegado a los niveles máximos. El colapso financiero griego, el riesgo de contagio –otra vez, el lenguaje sibilino– a España y Portugal, la ciudadanía enrabietada, la prensa mandando cupones para pedir la cabeza del presidente de turno, el descrédito continuo de la profesión política… La envidia crece, se señala a los que ganan más, se apoya a la patronal en sus luchas con los sindicatos, el pueblo asume que hay que hacer un esfuerzo, porque “se ha vivido por encima de las posibilidades” (¿quién?, ¿el mileurista?). Y los dogmas de fé se repiten con la gravedad de un réquiem: rebajar los costes laborales (ergo bajar los sueldos), reformar el sistema laboral (ergo abaratar el despido y reducir el subsidio de desempleo), reducir el déficit público (ergo meter una tijera brutal en los servicios públicos y privatizar lo poco que quede sin privatizar), reducir impuestos para incentivar el consumo (ergo que los ricos paguen aún menos y renunciar a combatir el fraude fiscal).

Las mayorías inducidas parecen comulgar con la receta de los mercados. Hay muchos culpables, pero ningún medio presta más de un minuto de atención a la raíz del sovacón: los recursos movilizados para hacer frente a la crisis financiera superan el 25% del PIB en los países desarrollados, según se desprende de informes (confidenciales, por supuesto) elaborados por el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea. Es decir, los déficits públicos de dos dígitos son consecuencia de la reflotación de la gran banca internacional gracias al dinero estatal. Aun así, los mercados continúan hablando y paternalizando, los gobiernos callando y tragando, y los ciudadanos gritando, tras la pista de la calabaza de humo que les muestran los poderes financieros de toda la vida. Todos acongojados por no perder su currito, su preciada hipoteca de 70 toneladas de peso, con la aprensión mañanera de agarrar el periódico, rezando para que en la portada no figure una nueva nota que rebaje la credibilidad del país en el que le ha tocado vivir. Los mercados están tristes, ¿qué le pasará a los mercados?

martes, 1 de junio de 2010

¿A qué suena el Primavera?


La travesía por el desierto ha finalizado y este ágora de la sin razón retoma la red con la fuerza de un solo de batería de John Bonham. A los inquebrantables seguidores, si es que alguno queda sin abandonar el barco, les agradecemos su fidelidad sin parangón, al tiempo que las dos cabezas bobolongas hacemos propósito de enmienda para revitalizar el volumen de entradas de esta humilde posada de las palabras.

La madera política neoliberal arde, y no es momento para callar la boca. El estado de ánimo de los diabólicos mercados sigue dictando la actualidad mediática y política, en detrimento de los acongojados gobiernos. El robo al trabajador continúa y, entre medias, el ejército de Israel se ha transformado en un Poseidón colérico, señor de la vida y la muerte en aguas internacionales. Pero habrá que esperar unos días para lanzarse a la yugular de la tiranía neocon, porque hoy se trata de bailar alrededor del fuego de la amistad con la banda sonora de la mejor música.

Esta entrada tienen nombre de estación y anglicismo de apellido: Primavera Sound. Allí, allende los mares, a la ribera del Parc del Forum barcelonés, una intrépida expedición bobolonga acudió el pasado fin de semana para asistir a la décima edición del que dicen festival de mayor pedigrí indie de Europa. Tres días loucos, hermosos, de carcajada limpia, acunados por la burguesa cercanía del fantástico hotel en el que estábamos alojados, con las pupilas humedecidas por el semi círculo del Mediterráneo que abrazaba el recinto. Tres jornadas cálidas bajo los 25 grados del atardecer y la suave brisa de la luna, que se fue llenando hasta henchirse de orgullo en la noche del sábado 29 de mayo, día de Santa Teodosia, monja mártir (¿cómo si no?) de la Constantinopla del siglo VIII.

Aun a riesgo de parecer frívolo y seguir escribiendo en clave íntima para los amigos, dejo el capote para que el gran Zon, Zon profundice en los matices musicales del Primavera Sound, mientras que un servidor se dispone a concentrarse en las sensaciones que todavía revolotean por su cabeza. He aquí un resumen heterodoxo e iconoclasta de las enseñanzas de un festival que ya he guardado en mi maleta favorita, marcada con una pegatina de peace & love

Lo que aprendimos…

- Que los Mochila Men, dueños de la cerveza andante y el mejor
invento festivalero desde el épico barro de Woodstock 69, habitan en un pequeño hogar escondido, del que toman sus superpoderes.

- Que los críticos musicales de El País y La Vanguardia pertenecen a otro planeta, o bien nosotros somos más raros que un perro verde. El elogio encendido a artistas con hipertrofia de autoestima (Florence + The machine) y las reiteradas crónicas de conciertos que no vimos (Superchunk, Pavement, Crocodiles, Condo Fucks,Van Dycke Parks…), ya que elegimos otra alternativa musical, confirmaron que no formamos parte de la onda más cool.

- Que los Pixies fueron, son y serán la caña; que Mission of Burma son tan cojonudamente eléctricos que sólo necesitan un cuarto del escenario para tocar, todos juntitos, como en el salón de su casa; que Apse da muchas vueltas en sus canciones; que Beak> son tan asépticos y minimalistas en su puesta en escena como adictivamente inquietantes; que Wilco sabe sortear un arranque en el que todo falla; que Wild Beasts son más divertidos que Divine Comedy; que La leyenda del tiempo, del genio Camarón, sigue sonando a galope y trueno; que, como dijo Lou Reed, el único problema de The XX es que están “creciendo con el público”; que la combinación del Cristal con Pet Shop Boys puede dar el mayor subidón conocido a un grupo de chicas festivaleras; que escuchar a las 3.30 de la madrugada a Orbital, en el escenario-anfiteatro Ray Ban, con el mar de fondo y la luna llena, es una pasaaaaada.

- Que mis amigos puristas no me dejaron ver Black Math Horseman y The Ganglians, con la supuesta excusa de que “no se puede ir a ver a una banda sólo porque te guste su nombre”.

- Que nos perdimos a Marc Piñol y Moderat… Ascolta nen!!

- Que Los inhumanos tienen un doble en The Almighty Defenders.

- Que es una gozada poder cambiar de concierto a las tres canciones, si no te mola lo que estás escuchando.

- Que se pueden aprovechar las entradas al Auditori para hacerlas pasar por tickets de cerveza, siempre y cuando se mezclen bien como en una partida de El Golpe y quien baraje la mano sea Ro.

- Que la nueva forma de comer pizza en cucurucho tiene menos futuro que un plato de ‘algaespuma’ de la cocina molecular de Adrià, servido en un local country de Alabama…

- Que la nueva forma de comer pizza en cucurucho tendría un potencial de crecimiento mayor que el iPad si hubiera más Danis en el mundo…

- Que el variado intento por rebajar el precio de 4 euros de cada cerveza, recurriendo a la financiación con el fondo B, al estilo de la trama Gurtel, no funciona. Las claras alusiones de “¿Cómo lo podemos arreglar?” o “¿Pero tú cuántos días estás aquí?” quedaron en el limbo de las preguntas sin comprensión por parte del interlocutor, ni siquiera en plena madrugada, apoyado en la barra ante un aburrido camarero adolescente, que podría aprovechar la ocasión para hacer caja. Y pensar que para uno, los dos días de desfalco de las huchas de la Cruz Roja eran los momentos más entrañables de la niñez cada año…

- Que el grupo Wire tiene más cocodrilos en los bolsillos que el maestro Antuán. Hacerle pagar dos cañas a un cámara que se pasa una hora filmando como dos tipos garabatean en un papel tiene delito, y dejar dos dólares de propina al camarero más salao de Barcelona, aún más.

- Que el filete de pescado siempre se acaba en el menú.

- Que la banda musical Mujeres tiene mala suerte con nosotros…

- Que la amistad quita las penas y ensancha el corazón.

- Que The Slits… Exist!!!! ;-)

domingo, 21 de marzo de 2010

¡Fígaro soy!



Los elegantes trajes, las corbatas y algunas esporádicas pajaritas, los chals, los bolsos de alfombra roja, los diminutos prismáticos, la elevada media de edad, el cóctel de entre actos, los ojos buscando la opulencia de los palcos, esperando ver a Glenn Close en algunos de ellos, soltando una lágrima… la llamada a butacas que provoca el aumento de la adrenalina, la salida al foso de la orquesta, inmaculada, la batuta dando dos golpes secos a al reposador de la partitura, la obertuta que arranca, la seducción de la música que comienza … Tras dos años y medio desde nuestro aterrizaje en Alemania, finalmente pudimos visitar la ópera de Múnich, la ciudad que, según ciertas guías turísticas, posee el mayor número de teatros y auditorios musicales por metro cuadrado del país, aunque hay que ser siempre escéptico con las aseveraciones que empiezan con la frase: “El/la que más/mayor… “

La ópera en cuestión era El barbero de Sevilla, de Giacomo Rossini, estrenada en 1816 en Roma. Una ópera bufa, eléctrica y divertida, un vodevil de enredos que despierta la carcajada en varios momentos y con una poderosa capacidad para hacer que los talones y nudillos se muevan detrás de la lírica. De hecho, y por cortesía de wikipedia, el autor del folletín en el que se basa la historia de la obra -Pierre-Augustin de Beaumarchais- es el mismo que sirvió a Mozart de base para Las bodas de Fígaro, y por ahí se puede reconocer una indudable conexión entre la irresistible ligereza del genio austriaco y el allegro humorístico del compositor italiano. Ni la falta de voz de algunos de los intérpretes principales, ni la visión ciega de una cuarta parte del escenario ni la regular acústica del lugar -el último recuerdo que teníamos era de escuchar a Wagner en el mágico Teatro Real de Madrid, cuyo sonido es espléndido- nos impidieron disfrutar de una gozada de velada.

No importa el oído-madera que uno cargue, ni la incapacidad para distinguir los matices musicales de una orquesta en vivo, la ópera fue, es y será siempre el vehículo de mayor lucimiento de la música clásica, la música destinada a perdurar por los siglos de los siglos. Ya no hay monarcas o emperadores en el auditorio, los estrenos de nuevas obras han dejado de ser acontecimientos para las élites sociales, las audiencias se ha democratizado -aún no del todo- y los genios dejaron de bajar al foso hace tiempo y ya sólo habitan en los CDs de casa. No importa, la ópera es inmortal. Fígaro acá, Fígaro allá, Fígaro arriba, Fígaro abajo, Fígaro arriba, Fígaro abajo… ¡Fígaro soy!

viernes, 12 de marzo de 2010

Maestro del castellano

Hoy ha fallecido el inmortal Miguel Delibes a los 89 años. Autor de unas 60 obras, entre novelas, libros de viajes y diarios, estuvo presente en mi casa siempre, desde niño. Mi padre fue durante muchos años agente comercial y delegado de Destino en Madrid y Delibes publicó en esta editorial la gran mayoría de sus obras. Cada vez que se editaba o reeditaba alguna, aparecían por casa varios ejemplares de la misma, muchos de ellos dedicados por el autor, que compartíamos y comentábamos. Siendo yo un mocoso y durante la feria del libro de Madrid, en las bulliciosas jornadas de firmas, tuve la oportunidad de saludarle dentro de la caseta, y me sorprendió su cercanía y sencillez. Como es lógico apenas me acuerdo y tampoco le di en ese momento importancia alguna. Mi padre siempre le ha descrito como un hombre serio, humilde y agradecido. En una ocasión tuvo que irse precipitadamente de la feria por compromisos personales, pero al cabo de unas horas volvió únicamente para poder despedirse de los trabajadores de la editorial antes de volver a Valladolid. Hoy nos deja un caballero, un periodista de Castilla, un humanista, un defensor de los humildes y uno de los primeros abogados de la naturaleza frente a los riesgos del progreso. Nos deja el autor del castellano más formal y mejor escrito. Gracias a el, aprendí a leer y a apreciar la magia de la literatura.

"Pero a Daniel, el Mochuelo, le bullían muchas dudas en la cabeza a este respecto. Él creía saber cuanto puede saber un hombre. Leía de corrido, escribía para entenderse y conocía y sabía aplicar las cuatro reglas. Bien mirado, pocas cosas más cabían en un cerebro normalmente desarrollado. No obstante, en la ciudad, los estudios de Bachillerato constaban, según decían, de siete años y, después los estudios superiores, en la Universidad, de otros tantos años, por lo menos. ¿Podría existir algo en el mundo cuyo conocimiento exigiera catorce años de esfuerzo, tres más de los que ahora contaba Daniel? Seguramente, en la ciudad se pierde mucho el tiempo -pensaba el Mochuelo- y, a fin de cuentas, habrá quién, al cabo de catorce años de estudio no acierte a distinguir un rendajo de un jilguero o una boñiga de un cagajón. La vida era así de rara, absurda y caprichosa. "
Fragmento de “El camino” (1950)

domingo, 7 de marzo de 2010

Espe y ¡Olé!

Durante los últimos meses estamos asistiendo de nuevo al debate de “la fiesta nacional”. Se han añadido nuevos agentes de los que gustan por estos lares. Aquí gustamos de mezclar las cosas hasta que se convierten en un amasijo de argumentos y estupideces irreconocible. El parlamento catalán, inicio esta semana una ronda de comparecencias a raíz de la tramitación de una iniciativa legislativa popular para prohibir las corridas de toros. Los promotores de esta ILP (la Plataforma Prou), con el apoyo de 180.000 firmas (130.000 más de las necesarias), presentaron una proposición de ley de modificación del artículo 6 del texto refundido de la ley de protección de los animales, aprobado por Decreto Legislativo 2 / 2008 , del 15 de abril, en que se pide que queden prohibidas "las corridas de toros y los espectáculos con toros que incluyan la muerte del animal y la aplicación de las 'suertes' de la pica, las banderillas y el stock ", y también " los espectáculos taurinos de cualquier modalidad que se celebren en las plazas de toros o fuera ", salvo las fiestas con toros sin muerte del animal (encierros) que se hagan en localidades donde tradicionalmente se celebran. Contó con la intervención de una treintena de personalidades a favor y en contra de la fiesta. Es decir, hablamos de un debate, un enfrentamiento de ideas y argumentos. Hablamos de avanzar democráticamente dentro del ámbito legal. Pues bien, parece que hay una parte del estado que lo ha visto como un ataque a lo más sagrado y que se ha puesto manos a la obra para contraatacar. O en este caso creo que seria mas apropiado decir para atacar sin que exista una amenaza previa. Esperanza Aguirre, la lideresa por “autonomasia”, se ha lanzado a declarar los toros ‘Bien de Interés Cultural’ en pleno debate sobre su abolición en Cataluña. De esta manera consigue por un lado politizar el tema, y por otro lado aparecer capote en mano y marcando paquete, en multitud de portadas de la prensa nacional. Las sandeces que se han podido leer sobre el tema son tremendas: "No hay más que ver que desde Goya, Picasso, García Lorca, y fuera de nuestra cultura, Hemingway y Orson Wells. Todos ellos se han ocupado de los toros como arte porque es un bien cultural a proteger", declaro la jefa del Ejecutivo madrileño. Claro, de ahí que hagamos fusilamientos y que bombardeemos Guernica varias veces al año. Para demagogo, yo. Espido Freire, una de las comparecientes en el bando abolicionista, acertó afirmando que Hemingway hablo de los toros y de su carácter cultural pero lo hizo destacando que España era un país exótico y primitivo que aprobaba la violencia. Ahora esta afirmación resultaría una ofensa.

El PP ha encontrado un filón, el componente identitario, Madrid (España) versus Cataluña. Es el lloriqueo nacionalista español. Pero este no es un debate catalán-español. Ni siquiera es entre taurinos y no taurinos, si no entre taurinos y abolicionistas. Es un debate lógico y universal que se produce en todos los países donde persiste este maltrato animal a principios del siglo XXI. Los taurinos hablan de atentado contra la libertad y precisamente lo que esta ocurriendo es el reflejo de todo lo contrario, en una iniciativa popular que progresa en una cámara de representantes. Algo que diferencia a unos y a otros es que la cámara catalana lleva varios meses debatiendo sobre la posible prohibición (como decíamos con invitados a favor y en contra de las corridas). En Madrid Esperanza Aguirre aprovecha de forma patética y populista la coyuntura y decide unilateralmente que las corridas de toros son un bien de interés cultural por decreto.

Los medios afines a los populares se han puesto manos a la obra. Como El Mundo, que colocaba el tema en portada: “Se ataca la Fiesta porque la consideran española y al final se trata de un asunto meramente político. El toro es una excusa”. En la Gaceta, periódico de reciente aparición perteneciente al grupo ultra conservador Intereconomía, encontrábamos un beligerante titular “Aguirre reta a Cataluña”. El director de este panfleto, Carlos Davila, se desmelenaba (no literalmente) con estas palabras tan asépticas: “Los Aguirre tuvieron siempre cuatro características: han sido unos patriotas (con dos cojones), han sido unos liberales, han sido excelentes personas y han sido taurinos. Con las cuatro me he quedado. Lo que ha hecho Esperanza, presidenta de Madrid, está en consonancia con las cuatro propiedades. Contra tanto bobo de la bobería, contra tanto antiespañol, Espe se ha pronunciado. ¡Olé!”. Algo que resulta chocante dentro de esta defensa patria es que en la comunidad canaria las fiestas taurinas quedaron abolidas (con el apoyo del PP) hace más de 18 años y allí no surgió ningún talibán españolista gritando a lomos de un Victorino Martín. El matiz identitario no apareció. Esta claro que los canarios son unos rompepatrias del carajo.

Los argumentos de los taurinos son siempre los mismos. Se habla de tradición, de cultura, de arte. Tradiciones las hay loables y abominables en todas las culturas. El hecho de que algunos artistas representaran las corridas de toros no convierte lo taurino en arte. Los artistas representan lo que ven, y no todo lo que ven es arte. Además, abrazar el termino arte como si fuera un argumento sólido para la conservación de una barbarie es un sin sentido. Para Dexter o para el estrangulador de Boston lo suyo es arte, la preparación del lugar, tener listos los utensilios de tortura, realizar laceraciones precisas. Técnicamente entra en la definición de arte y no creo que nadie pretenda vender entradas para una exposición retrospectiva: vísceras diseccionadas, el periodo gris de Jack el destripador. Para mi no puede haber arte en algo que supone sufrimiento, sangre, tortura y muerte. Hubo y hay salvajadas en muchas partes, y allá donde se dan se les llama tradición o bien cultural. No puede existir la estética sin ética.

Otros argumentos que resultan hipócritas, a la par que divertidos, son los que hacen referencia al cuidado del animal y a su conservación. Afirman que sin la existencia de la fiesta, el toro bravo no existiría. Es decir, que solo han de permanecer los animales que aporten algún beneficio. ¿Para que demonios queremos que se perpetúe el lince ibérico si no lo vamos a lincear? Utilizan términos como conservación y extinción, ¡resulta que son ecologistas! También atacan tildando a los abolicionistas de hipócritas por el consumo de carne. A mi me encanta la carne y la ingiero con mucho gusto. Obviamente un cerdo ha de morir para que yo me alimente, pero no se hace un espectáculo publico alrededor. Además se tiene la obligación, y así se hace en la mayoría de los países civilizados, de reducir al máximo el sufrimiento de estos animales, cosa que en la lidia no sucede. Algunos esgrimen que el arte esta en la lucha de igual a igual que se produce sobre el albero. En una corrida el toro no tiene ninguna posibilidad de salvar su vida. Según la revista "El Ruedo" mueren más toreros en accidentes de tráfico que en las plazas de toros. Y que quede claro que obviamente, no deseo la muerte de ninguno de ellos. Ni de los unos ni de los otros. También se defienden hablando del indulto. Apenas se indultan toros, y los que lo consiguen, solo tienen un 20% de posibilidades de sobrevivir a causa de la propagación de infecciones en las heridas recibidas. Los animales que no mueren se tornan solitarios y temerosos de los humanos.

Pero lo más indignante que yo he leído con respecto al tema, es que el toro, por su condición de animal bravo y noble, no sufre. Y este es el tema que nos ocupa, hablamos del dolor y de la agonía de un ser vivo. Existe un iluminado veterinario, el Dr. Juan Carlos Illera, que realizo hace un par de años un controvertido estudio sobre la lidia del toro. Llega a afirmar, entre muchas otras barbaridades, que el toro de lidia gracias a una hormona, La betaendorfina, “bloquea los receptores del dolor hasta que llega un momento en que dolor y placer se equiparan y el sufrimiento puede llegar a ser casi nulo”. Vamos que el toro lo pasa yupi durante su tortura y ejecución. La doctora en medicina Susana Muñoz Laza, le responde en otro articulo del que elimino los farragosos términos científicos y me quedo con parte de su conclusión, llena de logica: “la naturaleza no les puede haber dotado de un mecanismo especial de control de dolor para que algunos seres sin alma disfruten viendo como se los tortura. Por tanto, no puede tener un mecanismo de control de dolor diferente a otros bóvidos. Y desde luego, serí­a increí­ble que la naturaleza, siempre tan sabia, cree primero un mecanismo, el dolor, para protección de los seres vivos y permitirles la huí­da, y luego, cuando el dolor aparece, cree otro que lo anule completamente y así­ el animal no huya, se quede junto a la fuente del dolor, y sea destrozado por el peligro "sintiendo un inmenso placer".

Vamos a dar algunas cifras: en 2008 se destinaron casi 600 millones de euros a la subvención del sector taurino. De estos, 20 millones de euros fueron aportados por el Parlamento Europeo. Estos fondos facilitan la celebración de corridas, encierros, la creación de escuelas taurinas y la realización de otras manifestaciones que ensalzan el maltrato y la muerte de más de 18.000 toros cada año en nuestro país. Una encuesta de opinión de la empresa Gallup apunta que el 68.8% de los españoles afirman no tener ningún interés por estos festejos. El 83% de los menores de 24 años de edad rechazan las corridas. Le siguen los de edades comprendidas entre los 25-34 años, con un 77% de opositores; de 35-44 años, 72%; de 45-54 años, 71%; Los favorables a la tortura del toro son los individuos de 55-64 años, con un 44% a favor; Por último, las personas mayores de 65 años son las más, con un 51% de apoyos. Esta bastante claro cual es el futuro de esta abominable y vergonzosa tradición. Es cuestión de tiempo y reciclaje generacional. Esta tradición solo se mantiene por los intereses económicos y el apoyo de las elites.

La sociedad tiene como un bien el respeto a la vida, y entre ella a la vida animal, lo que se refleja en leyes en contra de los malos tratos a animales. La contradicción surge cuando los legisladores se enfrentan a las fiestas tradicionales. En España la ley de protección de los animales de 1992 recoge en el punto 1 la actividad desarrollada en la corrida de toros y la refleja como delito sin mencionarla expresamente, y en el punto 2 la excluye de cualquier carga penal. Un juez condenara a quien abandone a un perro, pero no a quienes, marean, hieren, desangran y matan a un toro únicamente por diversión. Muchos aficionados taurinos volverán a decirme que esto no es diversión a secas, es pasión, arte, tradición, plasticidad. Me aseguraran que defiendo el fin de las corridas por desconocer lo profundo y especial de la fiesta. Entiendo que ellos lo vean como algo grande y único, y que les aporte maravillosas satisfacciones. Pero el fin no justifica los medios. No debemos, no podemos, admitir que se realicen espectáculos basados en el sufrimiento y muerte de un ser vivo. ¡Abolición ya!