martes, 23 de septiembre de 2008


Finalmente la fecha ha llegado. La asamblea bobolonga se reúne este fin de semana en la histórica ciudad de Múnich. Tras las diferentes candidaturas presentadas por decenas de países, el comité bobolongo se decantó por esta ciudad bávara por sus infraestructuras y situación geográfica, en pleno centro de Europa. Hace ya un año, dos de nuestros mas destacados mandatarios se instalaron en esta bella localidad. Sin duda, son los mejores coordinadores de eventos de nuestra organización con una prolífica y exitosa trayectoria, con encuentros como el croatia fantastic trip, el inolvidable galipan´s flower tour o el mítico Choroni´s happy people encounter. Esto garantiza el éxito rotundo del encuentro.

Las negociaciones con el ayuntamiento de Múnich han sido fluidas y hemos podido montar una serie de carpas en Theresienwiese (Prado de Teresa), donde se podrán degustar los productos de la tierra y libar un bebistrajo, una bebida alcohólica hecha con granos germinados de cebada o trigo fermentado en agua, y aromatizada con lúpulo, boj, casia, etc. Al parecer es algo típicamente bávaro.

Ha llegado a nuestros oídos, que años anteriores se ha realizado algo similar, en concreto, en los 200 años anteriores. Cuando el príncipe Ludwing de Bavaria se casó con Teresa de Sajonia-Hildburghausen en 1810, quiso que toda la gente de Múnich lo celebrara con ellos. El evento fue de dimensiones inimaginables, se organizó una carrera de caballos y se ofrecieron cantidades enormes de comida y de una bebida alcohólica hecha con granos germinados de cebada o trigo fermentado en agua, y aromatizada con lúpulo, boj, casia, etc. a todos los residentes de Múnich. El príncipe decidió volver a celebrarlo al año siguiente junto con el festival de agricultura. Durante los siguientes años, se le añadieron más elementos a la celebración y en 1819 se decidió que el festival se celebraría cada año. Pero nuestro volkfest, nuestra fiesta popular, promete arrasar con todo lo anterior, porque tendrá el espíritu Bobolongo!



¡¡¡Nos vemos en Múnich Bobolongos!!!


P.D.: Creo que habrá cerveza.

2 comentarios:

Álvaro dijo...

Un organizador no es nadie sin los amigos, querido hermano. Vamos a dar la vuelta al mundo y a pintar el Oktoberfest de color bobolongo!!

Claudia Hernández dijo...

Ah, Herliz Willkommen! Muy divertido tu post, y sí, te aclaro, habrá cerveza: PROST!!!!!